Confección

Se prepara la horma que ha escogido el cliente con sus medidas, realizamos los ajustes necesarios para conseguir una fiel representación de las medidas del pie del cliente con la forma deseada. Se realiza el diseño del modelo que queda plasmado en el patrón que va a servir para realizar el corte. El siguiente paso consiste en cortar las diferentes partes que lleva la parte superior del zapato.

Al mismo tiempo se corta también el forro del zapato en piel, se monta el corte y el forro, y se cose cada pieza por separado para terminar uniendo todas ellas confeccionando el corte. El corte terminado, se une al piso, que haya escogido el cliente y se cose a mano. Julio García selecciona las pieles de mejor calidad y de ellas las partes más adecuadas para cada pieza del zapato.