Derby / Blucher

El término "Blucher" proviene del mariscal de campo prusiano Gebhard Leberecht von Blücher, que en 1815 derrotó a Napoleón en Waterloo junto a Wellington. Sus soldados calzaban botas de cordones con costura inglesa, y de ahí la adaptación del nombre.

Es un zapato recomendado cuando se tiene el pie más ancho y con el empeine más elevado de lo normal, lo que nos evita la antiestética ojalera muy abierta que puede

llegar a quedar en un Oxford cuando anudamos los cordones.

La opinión más generalizada lo sitúa como un modelo diurno algo menos elegante que el Oxford pero muy polivalente. Podemos vestirlo tanto en nuestro tiempo libre con vaqueros o en una reunión con el traje adecuado.

Se confecciona en varias versiones: liso, semi-brogue y full-brogue.